Refugios de montaña

#alamontaña

 

Nos hemos propuesto hacer un pequeño análisis de un tipo de construcción que no se ve todos los días, los refugios de montaña. Son construcciones que se sitúan en lugares recónditos, poco accesibles y que podemos asemejar a un hotel rural en lo que a funcionamiento se refiere.

Existen muchos tipos de refugio, o más bien, podemos clasificarlos en base a multitud de condiciones: media o alta montaña, de acceso rodado o a pie, refugios guardados o sin guardar (personal que gestiona el refugio in situ), de verano o invierno… En cualquier caso, todos ellos tienen una serie de aspectos y detalles comunes, de los cuales vamos a intentar dar unas pinceladas generales.

El emplazamiento. Poco hay que comentar sobre este aspecto. Muchas veces podemos llegar al refugio con el mismo coche, pero otras veces es necesario caminar durante horas, superando desniveles considerables, y todo ello con una mochila bastante pesada. Su construcción es atípica, pues dependiendo del lugar se requiere de helicópteros o maquinarias muy específicas.

Refugio Solvay Hut, monte Cervino, Alpes suizos.

Fuente: nexofin.com

Los materiales. Este aspecto es necesario tenerlo en cuenta desde el propio diseño del refugio. La construcción en seco mejorará el proceso constructivo sustancialmente, ya que las temperaturas gélidas dificultan el fraguado del hormigón, por ejemplo. Así, la mayor parte de los mismos tienen una estructura de madera y la parte exterior se recubre normalmente con piedra, pues puede haber en las proximidades del emplazamiento, o metal ligero, con gran resistencia a las inclemencias meteorológicas.

Refugio de Goûter, próximo al Mont Blanc, Alpes franceses.

Fuente: lugaresdenieve.com

La forma. Algunas veces, pueden presentarse como construcciones pequeñas con características similares a las de cualquier vivienda unifamiliar. Pero la mayor parte de las veces, las cubiertas inclinadas y las formas curvilíneas y esbeltas les dan ese aspecto tan peculiar, que en ocasiones puede resultar hasta futurista. En este momento es necesario renombrar el emplazamiento, pues estas construcciones tiene que soportar las inclemencias del tiempo: fuertes vientos, temperaturas gélidas y desastres varios (avalanchas, caídas de piedras…). Y estas condiciones, evidentemente, se dan en lugares muy concretos. Es por ello que el diseño es de vital importancia para que puedan soportar todos estos aspectos y perdurar en el tiempo.

Fuente: pirineos3000.com

Refugio de Tucarroya, próximo al Monte Perdido, Pirineo aragonés.

Sostenibilidad. Por definición, un refugio de montaña suele ser sostenible. Consumen muy poca energía, y en la mayor parte de las ocasiones esta es proporcionada por la propia naturaleza (paneles fotovoltaicos). No obstante, para los que no cumplan estas condiciones, existen proyectos que garantizan o ayudan a adecuarse a estos estándares: SustainHuts. Es un proyecto a nivel europeo que en el Pirineo aragonés está coordinado por la Fundación del Hidrógeno cuya meta es llevar las energías renovables a los refugios para reducir sus emisiones contaminantes. Sin duda alguna, un trabajo que beneficia a todos (http://hidrogenoaragon.org/es/inicio/).

Refugio de Bachimaña, Pirineo aragonés.

Fuente: elpirineodejose.blogspot.com.es

Copyright © 2020  -  Rever Arquitectura | Pamplona  -  Política de privacidad